Criselefantino o crisoelefantino proviene del griego; χρυσός (chrysos), “oro”, y ελεφάντινος (elephantinos), “marfil”. Se aplica a la técnica de la antigüedad que empleaba oro y marfil para la realización de esculturas. A este tipo de imagen de culto se le dio un gran prestigio en la Antigua Grecia.

El término criselefantino se usa actualmente para un estilo de escultura en el Art Nouveau. En este contexto, se refiere a estatuillas con piel tallada en marfil, y ropas y otros detalles hechos de otros materiales, tales como oro, bronce, plata, mármol u ónix.

En Zarza María presentamos una colección de piezas criselefantinas elaboradas en marfil y bronce, cuya peana es de ónix o mármol. En el caso de la escultura “cabaret” el acabado del bronce es bañado en plata y esmaltado, contando también con apliques en plata. El acabado de la escultura “acordeonista” es bañado en oro.